Blogia
Fragancia

Algo de mi tierra...........

Algo de mi tierra...........


      Situación
      Situada en el nordeste peninsular, separada de Francia por los Pirineos al
      Norte, limita con el mar Mediterráneo al Este, y las comunidades autónomas
      de Aragón y Valencia al Oeste y al Sur respectivamente, Catalunya es una
      nación de 32.000 Km2 y 6 millones de habitantes. Con un clima
      eminentemente mediterráneo que le ofrece una temperatura media anual de
      15,6° C, 9,9° C en invierno y 23,5° C en verano.
      Barcino
      La historia de Barcelona es inseparable de la de Catalunya. No obstante,
      mientras que la historia de Catalunya como entidad nacional empieza
      alrededor del siglo IX, tenemos noticias arqueológicas de una Barcelona
      anterior.
      Durante los siglos IV, III y II a.C. las colinas que se encuentran en el
      llamado Pla de Barcelona, -comprendido entre el mar Mediterráneo, los ríos
      Besòs y Llobregat y la sierra de Collserola-, eran ocupadas por pequeños
      poblados.
      El Barcelonés estaba ocupado por los layetanos. En época del emperador
      Augusto, se funda la colonia romana de Julia Augusta Favencia Paterna
      Barcino, pasando a pertenecer dicho territorio a la Hispania Citerior,
      cuya capital era Tarraco (Tarragona en la actualidad). Hoy en día todavía
      se pueden apreciar numerosos vestigios de la antigua colonia romana como
      son ciertos fragmentos de la muralla que circunvalaba la ciudad, el templo
      de Augusto, la necrópolis, así como restos de estructuras que se pueden
      observar en el subsuelo del museo d'Història de la Ciutat.
      En el siglo V, la colonia romana de Barcino, así como toda la Hispania y
      Galia romanas, son invadidas por los visigodos venidos del norte de
      Europa, los cuales confieren el título capitalino, a la actual ciudad de
      Toledo, provocando un período de declive para la ciudad de Barcelona.
      Fue invadida por los musulmanes en el siglo VIII, sin que su estancia en
      la ciudad tuviese importantes repercusiones. Posteriormente, la ciudad es
      conquistada por los francos (801), al mando de Luis el Piadoso, pasando a
      formar parte de la marca meridional del imperio, la llamada "Marca
      Hispánica". Dividido este territorio en condados, será Borrell II
      (950-992) quien separará éste, de facto, del imperio franco, pasando como
      consecuencia Barcelona, a ser la capital de un estado independiente el año
      988.
      Reino de Aragón
      Unida Catalunya por el matrimonio de Ramón Berenguer IV con Petronila al
      reino de Aragón, empieza un período expansivo hacia el norte, conquistando
      los territorios del actual sur de Francia.
      Con Jaume I El Conquistador (1213-1276) se varía la orientación expansiva
      dirigiéndose hacia el Mediterráneo, conquistando la isla de Mallorca,
      Ibiza y los territorios del reino de Valencia; Barcelona también se
      expansiona construyéndose una segunda muralla.
      Muerto en el año 1410 sin descendencia Martín El Humano y reunidos en
      Caspe (1412), los compromisarios destinados a nombrar un sucesor, éstos
      eligen como nuevo rey a Fernando, con lo cual se cambia la dinastía
      reinante hasta entonces, pasando ésta a la casa de los Trastamara, de
      origen castellano.
      Durante el período siguiente, la ciudad toma cuerpo
      jurídico-administrativo, creando sus cuerpos de autogobierno como La
      Generalitat. Con la subida al trono de Fernando II (1479-1516), y al
      casarse éste con Isabel de Castilla, la Corona de Aragón - así era llamada
      la unión de las coronas de Catalunya, Aragón, Valencia y Mallorca - se une
      a la casa de Castilla y Barcelona deja de ser sede de la monarquía.
      Además, el descubrimiento de América provoca el desvío de los intereses
      económicos de la Corona del mar Mediterráneo al Atlántico, lo que provoca
      el estancamiento y posterior decadencia de la Corona de Aragón y por
      consiguiente de la ciudad de Barcelona.
      Durante el período en que reinó la casa de Austria, los reyes vivieron
      alejados de Barcelona.
      S.XVIII
      En el año 1702 al morir Carlos II sin descendencia, se plantea un problema
      de sucesión dinástica; Catalunya apoyará al Archiduque Carlos de Austria
      mientras que el resto de España se pondrá a favor de Felipe de Anjou,
      pretendiente francés al trono español, lo que supone el enfrentamiento
      entre los dos territorios. Vencedor el rey Felipe en 1714, son abolidas
      las instituciones catalanas y barcelonesas, pasando, Catalunya, a depender
      política y administrativamente de las leyes de Castilla. Barcelona queda
      reducida a una vida provinciana.
      No obstante, el siglo XVIII fue un período de crecimiento demográfico y
      económico; A finales del siglo, la población de Barcelona se había
      triplicado, surgiendo una base industrial que propiciará el cambio físico
      de la ciudad. Ya en el siglo XIX, derribadas las murallas que la oprimían,
      Barcelona recobra la capitalidad del Principado, título que consolida la
      Exposición Universal de 1888, impulsada por una burguesía emprendedora y
      con un fuerte arraigo en la ciudad. A finales de siglo Barcelona vive un
      período de agitación política con períodos hegemónicos del anarquismo y
      luchas fratricidas por el poder.
      La reanudación de la guerra con Marruecos y el sistema de reclutamiento
      empleado provocan una huelga general con la consiguiente insurrección
      popular, suceso que quedará en los anales de la historia con el nombre de
      "Setmana Trágica", saldada con una fuerte represión por parte del ejército
      apoyado por la burguesía.
      Primo de Ribera
      En 1923 se abre un período de dictadura para España y por consiguiente
      para Catalunya, tras el fracaso de la llamada Mancomunidad Catalana,
      embrión de un gobierno autónomo. La subida al poder del dictador Primo de
      Ribera apoyado por la burguesía, no sólo supone un duro golpe para el
      movimiento obrero, sino que también para lo que representaba el
      catalanismo político y cultural.
      Con la Exposición Internacional de 1929, la emigración masiva hacia la
      ciudad lleva a la puesta en marcha del "Pla Cerdà" (aprobado e iniciado a
      mediados del siglo XIX), y, se agregan a Barcelona las poblaciones
      próximas que irán perdiendo paulatinamente su independencia en favor de la
      ciudad.
      1a República
      Con la caída de Primo de Ribera en 1931 y la instauración en Catalunya de
      la 1ª República Catalana, con Francesc Macià como presidente, el
      Principado vuelve a ganar su autonomía.
      En España, se instaura también la República; sin embargo, la recesión
      económica, la inestabilidad política y la debilidad del gobierno, ayudan a
      reforzar ideologías extremas que provocan en 1936 la rebelión militar al
      frente del general Francisco Franco, empezando así una guerra civil,
      extremadamente sangrienta, en la que Catalunya tomó partido por la
      legalidad republicana vigente.
      Con la caída de Barcelona y Madrid en 1939, termina la Guerra civil y,
      vencidos los partidarios de la República, se inicia para Catalunya un
      período en el que se prohibe todas las manifestaciones de identidad
      catalana.
      Dictadura de Franco
      La política dictatorial del general Franco, llevó a España y por
      consiguiente a Catalunya a un período de aislamiento, lejos del desarrollo
      económico, social y cultural que experimentaron el resto de países
      desarrollados o en vías de desarrollo.
      En los años 60 y 70, se produce, en parte por la impuesta estabilidad
      política, cierto auge económico y tímida apertura al exterior, de lo que
      sale beneficiada especialmente Catalunya, que verá aumentar sus
      capacidades económicas y bienestar social.
      Democracia
      Muerto el general Franco en 1975, es proclamado rey de España Juan Carlos
      I de Borbón el cual, junto con sectores aperturistas del régimen anterior,
      así como con los partidos democráticos, muchos de los cuales habían vivido
      hasta el momento en la clandestinidad, crean el embrión de lo que en 1977
      se convierte en las primeras elecciones democráticas. Ese mismo año en el
      mes de Octubre vuelve a Catalunya Josep Tarradellas, último presidente de
      la Generalitat antes de la guerra civil, lo que supone el resurgimiento de
      las ideas nacionalistas y autonómicas de la mayoría de catalanes,
      plasmándose en el año 1979 en el nuevo Estatuto de Autonomía de la
      comunidad catalana.
      En 1980 se celebran las primeras elecciones autonómicas en la comunidad
      catalana, venciendo la unión de dos partidos nacionalistas de carácter
      liberal - Convergència Democràtica de Catalunya y Unió Democràtica de
      Catalunya -, cuyo papel es de suma importancia en el juego político del
      gobierno de España al ser uno de los partidos "bisagra" en la mayoría de
      los gobiernos de la nación.
      Durante este período de tiempo, Barcelona no deja de desarrollarse a todos
      los niveles, culminando y dando fe de este desarrollo la celebración de
      los Juegos Olímpicos en el año 1992, con Pasqual Maragall al frente de la
      alcaldía, lo que supone una inyección a la ciudad en todos sus aspectos y
      muy en especial a lo que urbanísticamente se refiere.
      Así, Barcelona se ha convertido a finales del siglo XX en una de las
      ciudades europeas con más dinamismo y atractivo tanto para sus gentes como
      para los visitantes de todas las partes del mundo, que llegan atraídos por
      su arquitectura, sus manifestaciones culturales, sus playas y por
      supuesto, su gente. ¡Muy buena estancia!

 

             

       

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Fragancia -

Me llena de orgullo y satisfacción, leer las palabras de alguien que también escribe en blog, también conozco el tuyo, prometo dejar coment.....petonets wapa...!felicidades también y suerte!

Fragancia -

Pos ya sabes Abril...tomate 3-4 dias y haz una escapadita...(recomendable)

fuzzy -

Barcelona.... es mi segunda ciudad, siempre me seduce.

me gusta mucho tu página, el color, las flores, la música.

un beso.

abril -

Joooooooo, yo desconozco tu tierra, no he ido nunca, voy a echarle un poco de morro y apalancarme algun dia en casa de algun amigo catalan,ja,ja,ja... que conste que me han invitado muchas veces, pero por un motivo u otro no he podido ir.
Mil besos.

Fragancia -

Parque de la Ciudadela,casco antiguo, catedral,!que te voy a decir yo de barcelona!y algún pueblecillo del maresme, como Sant Pol de Mar...., el Bagdad, ves no lo he visitao núnca,pero me han dicho que hay que ir con chubasquero o paraguas si te sientas en la primera fila,jajaajaja....cuidadin

monocamy -

wow!! peaSso de resumen histórico :D

Yo he estado dos veces en Barcelona y me gustó mucho. Recuerdo el parque Güell, el monte del Prat, Canaletas, la Diagonal y, sobre todo, las Ramblas, el Maremagnum y la Sagrada Familia.

Hombre, la Diagonal es una calle normal no? lo que pasa es que como es tan famosa pues quise echarle un vistazo. Si hasta sale en una canción de Loquillo!!

Espero volver pronto, me gusta mucho. Y tengo alguna visita pendiente (como el Camp Nou o la sala Bagdad).

:PP

mamots -

Ayyy pronto tengo que ir otra vez que hace mucho que no la piso (jajaja hare equilibrios por el marenostrun con mis zapatos de tacon alto)
besitos besitos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres